el papel de la Filosofía en el presente

el papel de la Filosofía en el presente

La vigente Ley de Educación (LOE) secundaria( de los 12 a los 17 años) y primaria en España sigue manteniendo algunas materias que llevan el nombre filosofía en su referente oficial. Ello es así a pesar de que en el borrador de la LOE se eliminaban todas las materias que estaban impartiendo los profesores de filosofía en 4º de secundaria (Etica)o en primero(Introducción a la Filosofía: Lógica,antropología,moral y ética,filosofía política,estética,filosofía de la religión,filosofía de la Ciencia) y segundo de bachillerato (Historia de la Filosofía)
No se llegó a hacer efectiva esa eliminación total de las asingaturas vinculadas con lo que se ha venido conociendo como Filosofía en Europa, debido a una serie de manifestaciones y luchas en las cuales profesores y estudiantes de institutos(secundaria y bachiller) y de facultades de Filosofía llevamos a cabo, si bien no hubo la participación ideal que se esperaba de un cuerpo de profesores poco activo en defensa de su propia materia de trabajo docente, pedagógico…
El hecho es que se ha venido eliminando , desplazando ,sustituyendo la actividad filosófica académica por : periodistas, politólogos,psicólogos,psicopedagogos…economistas.
La inversión teológica de una época donde dominaba la Ideología sostenida por la Idea de la Gracia ( entregada a los habitantes de Europa por el Espíritu Santo vía la Ciudad de Dios se hace en el siglo XVIII y luego consolida en el XIX en Idea de Cultura al modo de Hegel y toda la llamada Kultur Kampf.
Ese mito de la Cultura con el Idealismo del Espíritu como único modelo para dar la Gracia de la Libertad a los ciudadanos europeos se ve hoy en día en declive para ser parte de otra nueva inversión no ya teológica sino hipermoderna,posmoderna, pensamiento fragmentado dicen,pensamiento débil o en pocas palabras, multiculturalismo relativista en el que todo tipo de sectas llenan de Ideología el modo de ver el mundo y la vida de los millones de aspirantes a ciudadanos-consumidores
No hace falta la filosofía y sin embargo como señala un profesor de la UNAM en los Estados Unidos de Norteamérica se lee con avidez libros sobre la moral o la ética aplicada y se ofertan asignaturas en esta línea en colleges y universidades.O como señalaban en un Congreso celebrado hace unas semanas en Oviedo quienes apuestan por el sistema filosófico fundamentado en la Teoría del Cierre Categorial de Gustavo Bueno, la filosofía como herramienta crítica materialista es algo que sigue gozando de buena salud.No es ya de interés por el proipio proceso histórico ni la Etica de Adolfo Sánchez Vázquez, o la del mexicano Gutiérrez Zaenz o el padre Sanabria, pero se pueden escribir nuevos libros de texto adaptados al presente. Esta es la cuestión. Mientras tanto, los alumnos al menos en España, eligen optativas del tipo Psicología. Y si de inversiones se habla, elmito de la psicología es uno de los candidatos a jugar el papel de otros tiempos jugado por la Idea de Gracia o de Cultura. Y es que cuando se enseña la Psicología , que tiene una importante base en las ciencias fisiológicas, como la gran triunfadora sobre la Filosofía, se va a mi modo de ver por el camindo de una nueva inversión dogmática…
Permítanme colocar aquí un texto que acabo de leer , tomado de una fuente de una investigadora mexicana que reflexiona acerca de la eliminación de la Filosofía…en México.
Obama y la filosofía
Cirila Quintero Ramírez
23 de abril de 2009

Esta semana se han publicado dos noticias que en dos contextos distintos tienen una relación muy estrecha. Las dos refieren a una interpretación en torno a los efectos que la filosofía, entendida como la concepción e interpretación de la realidad, y otras ciencias sociales pueden tener en los individuos. La primera noticia, se refiere a las nuevas reformas que la SEP ha contemplado para los planes de estudio del nivel medio superior, en donde uno de los cambios más importantes consiste en la eliminación de la filosofía como parte de la currícula básica de los estudiantes de nivel bachillerato. La declaración forma parte de una serie de “reformas” educativas en donde lo más importante es lo coyuntural, lo inmediato, lo práctico, olvidando que los grandes cambios, el pensamiento se teje en el largo plazo. Dentro de este pensar, que persigue en el fondo reproducir trabajadores más que líderes o pensadores críticos, resulta obvio que la filosofía es una disciplina poco útil para estos propósitos coyunturales. Ya me lo decía un rector de una máxima de casas de estudios norteña, cuando le propuse abrir las carreras de Sociología u Historia en la frontera, y me contestó: ¿para que ofrecer esas carreras si nadie las pide?. En otra palabras, ¿para que ofrecer estas carreras si no son rentables? Las ciencias sociales de la frontera, al menos en el noreste, se reducen a ciencias sociales rentables: la administración y el comercio. Otras están borradas de la oferta académica.

Ahora bien, distintos profesores de filosofía, de lógica, han señalado que la desaparición de algunas disciplinas sociales no fue algo abrupto sino que se fue registrando lentamente y quitando materias de la currícula, que en el pasado fueron centrales como: la lógica, la ética, la estética, y otras materias que permiten pensar acerca de nuestra realidad. Como investigadora formada en escuelas públicas considero que al retirar la filosofía se acentúa el empobrecimiento intelectual de nuestro país, que de por si ya nos tiene en los últimos lugares de aprendizaje. En aras de un México más educado, más ilustrado habría que hacer una invitación a las autoridades educativas a reconsiderar esta medida. La segunda noticia es la referente al revuelo que ha causado entre los conservadores norteamericanos, el regalo que el Presidente Barack Obama recibió de Hugo Chávez, consistente en el libro del uruguayo Eduardo Galeano: “Las venas abiertas de América Latina”. El lector puede preguntarse: ¿qué relación existe entre la decisión de la SEP y esta noticia? La respuesta sería: mucha, porque precisamente lo que ha inquietado a los pensadores conservadores es que la lectura de este libro pueda generar alguna reacción negativa en el Presidente Obama dado los argumentos de “extrema izquierda” que se maneja en este libro, además de la crítica aguda que se le hace a Estados Unidos e Inglaterra, como países imperialistas, de esta interpretación conservadora se podría inferir: que la lectura de este libro por el presidente podría resultar perjudicial para la sociedad norteamericana. Se imagina usted: ¿un presidente norteamericano contaminado con ideas comunistas?. Sin embargo, estas opiniones son por demás alarmistas y generales, nadie por leer un libro, y menos si tiene toda una construcción y formación política como el Presidente Obama, cambia de un día a otro su concepción del mundo. Lo que si es relevante y eso es lo que hay que resaltar, es el poder de los libros para concienciar a los individuos, más allá de lo revolucionario que pueda ser esta obra, literatura básica de los que estudiamos en universidades públicas, el asomarnos a interpretaciones que cuestionan el mundo en donde nos desarrollarnos permiten vislumbrar que otros mundos menos totalitarios, más democráticos son posibles, y que es posible que lo que nos hemos acostumbrado a ver como normal y eterno, pueda cambiarse y buscar una sociedad mejor, y precisamente eso es lo revolucionario: cuestionar el statuo quo, proponer nuevas formas de hacer política, de negociar con los empresarios, con las transnacionales y otras medidas. Aunque habría que decir, que algunas de estas medidas ya han sido implementadas por el Presidente Obama en el poco tiempo que lleva gobernantes, y fue antes de que leyera “Las venas abiertas de América Latina”. Seguramente, antes de este libro, el Presidente Obama tuvo la oportunidad de leer a otros pensadores que también fueron propositivos y desafiaron a su tiempo. La referencia la controversia que ha generado este regalo, me permite concluir que si se elimina de las currículas, la filosofía y otras disciplinas sociales, le estamos quitando a nuestro niños y jóvenes, la riqueza de poder imaginar y sobretodo construir un mundo mejor al que les toca vivir. Ojalá y las autoridades educativas reconsideren el daño que les pueden causar no solo a los jóvenes sino al futuro de este país.

La Dra. Cirila Quintero Ramírez es investigadora de la Sede Regional Noreste de El Colef en Matamoros, Tamaulipas. quintero@riogrande.net.mx

medios@colef.mx (664) 631-6300 Ext. 1155
Km 18.5 carretera escénica Tijuana – Ensenada, San Antonio del Mar.
Tijuana, Baja California, México, C.P. 22560

Anuncios