leibnizescuelaatenasLa ciudad francesa de Perpiñán, cercana de la frontera española vecina de Cataluña, es un sitio clave para entender lo que es España en estos momentos, según argumenta el periodista del diario asturiano La Nueva España, Javier Neira, en el breve pero muy sustancioso artículo publicado el día 4 de enero de 2009

 

Me permito reproducirlo y recomendar su atenta lectura, porque de este artículo se deducen muchos argumentos para comprobar la deriva centrífuga, arrisegada y por demás incierta, de la nave España en el mar europeo

 

 

Un cambio de rumbo y de timonel urge en esta España a la deriva…

Perpiñán

 Leibniz dijo que los hombres actúan como las bestias

JAVIER NEIRA Domingo, 4 de enero, festividad de San Prisciliano mártir -no, no puede ser el Prisciliano propiamente dicho, el nuestro, porque le cortaron la cabeza pero por hereje- y cuarto creciente a las 11 horas y 56 minutos en Aries. Así lo anota Fray Ramón, el ermitaño de los Pirineos, en su «Calendario religioso, astronómico y literario», que edita desde 1875, así que debe de ser extraordinariamente longevo porque, ya que religioso, no cabe pensar que hayan cogido el relevo sus tataranietos.

Más claro para menos entendidos: hoy se cumplen cinco años de aquel pacto de Perpiñán que cambió la historia de España quizá para siempre, porque es de sospechar que allí se firmó la definitiva liquidación de la nación española. Conocemos más o menos a los reunidos, pero ¿quiénes estaban detrás?

Como todas las Navidades, leyendo la «Monadología», de Leibniz -con estudio de Gustavo Bueno-, encontré la solución. En el parágrafo 28, Leibniz dice: «Los hombres actúan como las bestias en tanto que las consecuciones de sus percepciones se rigen por el principio de la memoria».

Pura sabiduría. Aquí tanto los agresores como los agredidos se comportan como animales. Perros pastores y ovejas atemorizadas. De ahí que estemos en liquidación.

Se ve en todo. Mañana los autobuses de Barcelona empezarán a circular con unos anuncios que ponen: «Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida». Los paga -¿los paga?- una asociación denominada Unión de Ateos y Librepensadores. Como respuesta, la Iglesia -sobre todo la catalana- redobla sus esfuerzos para echar a Federico Jiménez Losantos de la Cope porque es quien más y mejor defiende a la Iglesia.

¿Ustedes lo entienden? Yo sí: en Perpiñán están todas las claves.